Malva

Malva

Malva, usos y efectos terapéuticos

Los principios activos de la malva se encuentran en sus hojas y flores.

En medicina tradicional, las infusiones de malva se utilizan cuando el paciente presenta tos, tos irritativa, tos seca, sequedad de garganta y/o bronquitis. Por otro lado, la decocción de malva se utiliza como lubricante y regulador intestinal, así como laxante en caso de estreñimiento.

De manera externa, se utiliza en compresas y baños para recuperar úlceras, erupciones cutáneas y hemorroides. También se utiliza como enjuague bucal para el tratamiento de gingivitis.

Nombres comunes: Malva, Malva silvestre, Malva oficinal, Common mallow.

Especie: Malva sylvestris L.

Efectos terapéuticos: antiinflamatorio, antitusivo, balsámico, emoliente y laxante.

Precauciones: Este producto tiene el carácter de auxiliar sintomático y no reemplaza lo indicado por el médico en el tratamiento de una enfermedad. Al consultar al médico, informe que está usando esta hierba medicinal. Al realizar las preparaciones, evite ocupar utensilios de aluminio. Este producto se debe almacenar deshidratado, protegido de la luz del sol y la humedad.