Caléndula


Caléndula

Caléndula, usos y efectos terapéuticos.

Nombres tradicionales: Caléndula, Chinita, Reinita, Garden marigold, Marybud, Holligold.
Especie: Calendula officinalis L.

La caléndula se emplea en medicina tradicional como antiespasmódico, antibacteriano, emenagogo, digestivo, cicatrizante y antiinflamatorio. Estos principios activos se encuentran principalmente en sus flores, aunque también en sus hojas.

Se utiliza en infusiones en casos de: dolor estomacal, úlcera, gastritis, diarrea y trastornos hepáticos. También se utiliza para regular el ciclo menstrual.

De manera externa, comúnmente se machaca una flor fresca y se aplica como cataplasma sobre heridas para mejorar su cicatrización. También se utiliza en lavados, compresas, tinturas y pomadas en el tratamiento de escaras, úlceras varicosas, erupciones cutáneas, dermatitis, infecciones vaginales por hongos y eczemas.

Precauciones: No se recomienda su uso durante el embarazo, lactancia ni en niños menores de 10 años. Este producto tiene el carácter de auxiliar sintomático y no reemplaza lo indicado por el médico en el tratamiento de una enfermedad. Al consultar al médico, informe que está usando esta hierba medicinal. Al realizar las preparaciones, evite ocupar utensilios de aluminio. Este producto se debe almacenar deshidratado, protegido de la luz del sol y la humedad.